Pasan las semanas....un mundial, una Paris Rubeux

¿Qué ciclista no ha soñado con ser campeón del mundo y portar el maillot Arcoiris?, Pues eso fue lo que hoy rondaba por mi cabeza y tan cerca que podía olerlo y saborearlo... así son los días de Zafra, chaparrones y sol...
Os he tenido abandonados unos dias por motivos logísticos, un fallo en red, pero os hago un resumen:

Una tarde de ciclismo, 45 minutos al teléfono con Dani Jaca hablando de ciclismo y preparando una entrevista para su blog. Contesté a sus preguntas e inquitudes tocando muchos aspectos de ciclismo, intercambiado opiniones... Pronto la publicará en su blog que he agregado a amigos ciclistas, podeis echarle un ojo...
Una entrevista improvisada en directo, de las que no puedes pensar las respuestas, y que luego dices pues podías haber dicho esto o lo otro. Me pedía que le contase anécdotas y mometos claves sobre la bici... algo le conté, pero me doy cuenta de que me quedé muy corto. Ahora recordando sí que me vienen a la mente muchas cosas. También le he pedido con interés que criticara mi blog para sacar conclusiones y ver visiones y aspectos que os interesan y he apuntado en la libreta las ideas para mejorar e innovar... Gracias Dani!

Ayer tocó series de fuerza resistencia fr, no tuve el día, estoy fatigado y solo hice un bloque... forzar cuando el cuerpo no va bien es duro... Llevo unos días de bajón y cansancio, se están haciendo duro. Las salidas con el aire, la lluvia, las horas de sillin, el cansacio acumulado de dias seguidos...

El jueves descansé, me tiré bastantes horas del día durmiendo. Un día gris, tenía pensado acercarme a Mérida a ver el teatro romano y el museo pero tanta lluvia... queda pendiente.

El miércoles, la Paris Rubeaux, dos cámaras mejor que una... Fué de
esos días que hay que estar mentalizado y concentrado para realizar el entrenamiento. Salí de casa con un dolor de piernas, desganado, con un pulso bajísimo, apenas pasaba de 100 pulsaciones. Llevaba una hora y parecía que había hecho 3. Qué día! pero había que seguir. Tocaban 5 horas y no estaba dispuesto a rodar menos... hasta una pajara cogí con 2h de bici. Hala! bocata de tortilla y dos cafés, por lo menos el día amargante llenaria la tripa, y que bien me sentó! Increible, el cuerpo se llenó de energía y empezó a soltarse y ya mejor, el pulso mas alto, alegre... y de repente: pichhhh hala! pinchazo! ahora que iba bien pues a reparar más y otra vez a rodar. Ohh ohhh carretera en obras... como pinche otra vez a ver que hago, bueno, iba conmigo Ángel, él me dejaría su cámara... fue pensarlo y pichhhhhhh, hala, otra ves a parar, cambiar, reparar... pero esta vez al darle aire a la rueda reventó la cámara por la válvula... ujujuuuuuuuu, bien, bien... hala, sin cámaras y con una rueda pinchada. Nada, vamos a llamar a Alfonso, el director. El móvil sin coberturta. Vuenooo, nada que el Ángel decide darme su rueda y que yo siguiese y el esperaría a que vinieran a buscarlo. Entró la cobertura y pudimos llamar a Alfonso... Nada, que por cabezón no me vencí y seguí entrenando hasta completar las 5 h sin ningún percance mas.


Comentarios